viernes, 8 de febrero de 2019

El parto de Lola

Hola!

El pasado día 22 nació Lola en el Hospital Vithas Pardo de Aravaca y, como os prometí, aquí está el relato de cómo fue todo.

Me ha costado sacar el ratito pero lo he conseguido!

Os pongo en antecedentes :)

El día 19 había cumplido 39 semanas y, pese a que llevaba varias semanas dilatada y con el cuello parcialmente borrado, yo no notaba ni contracciones ni nada. Me notaba pesadísima (¡¡menudo fin de embarazo lleno de achaques!!) y tenía calambres en la cadera pero poco más.

De hecho, estaba bastante agobiada ya que no sabía cómo iban a ser las contracciones de parto cuando llegaran y me daba miedo equivocarme e ir al médico por una falsa alarma (o considerar que eran una falsa alarma y dar a luz en casa! jajaja).

Ya, ya sé que era mi segundo parto, pero con Bruno rompí aguas en casa (sin haber notado una sola contracción) y con él no empecé a notar las contracciones hasta que me pusieron oxitocina varias horas más tarde en el hospital. Así que no tenía ni idea de cómo sería la sensación si es que me ponía de parto sin romper aguas previamente.

Total que el lunes por la tarde-noche empecé a notar que se me ponía rígida la tripa, pero poco más. Y esa madrugada, que había cumplido 39+3 (a Bruno lo tuve también de 39+3), me levanté a hacer pis y tuve dos contracciones brutales que me dejaron doblada. Pero después, nada. Así que me volví a la cama...

Media hora más tarde... otra vez una contracción brutal. Y luego otra vez. Y cada vez más seguidas. Así que a las 6 de la mañana avisé a Lucas de que me parecía que quizá era el día (Lucas no se agobió mucho, la verdad, se quedó frito otra vez! jajaja), me duché tranquilamente (porque luego con Bruno iba a ser imposible) y me volví a meter a la cama a esperar que despertara Bruno para ir a la escuela. Y me quedé frita, jeje.

Cuando desperté a las 8 las contracciones eran mucho más regulares, cada 6-7 minutos o así. Preparamos a Bruno para ir a la escuela y mientras me descargué una app de esas para ver cada cuanto venían las contracciones y cuánto duraban. Lucas le acercó a Bruno y en casa yo fui viendo que empezaban a ser cada 5 minutos y muy regulares. Avisé a mi querida Cristina (mi ginecóloga que es un sol) y a mis padres y cuando volvió Lucas... ¡¡nos fuimos a pasear al perro!! jajaja. Por eso muchas me escribisteis diciendo: "¡¡Pero si estabas paseando al perro!!". De hecho Cristina lo vio y me escribió y me dijo: "¡¡Pero qué haces paseando al perro!!" jajajajaja.




Efectivamente. Pero la cuestión es que quería ver si eran regulares, no quería ir al hospital y que no fuera realmente necesario. Así que finalmente a las 10:30, tras pasear a Leadville y ver que cada vez iban a más, salíamos hacia el hospital.

A las 11 y poco estábamos en el Hospital Vithas Pardo de Aravaca y me admitían por urgencias. ¡¡Justo estaba Ainhoa, la matrona que me atendió con Bruno!! Pasé a la sala de dilatación y la verdad que las contracciones eran todavía súper soportables. Hablamos con mis padres, que recogerían a Bruno de la escuela a las 13.30 y le traerían cuando naciera Lola. Llegaron Cristina y Chema, mis ginecólogos, y estuvimos charlando con ellos también bastante rato. Me sentía muy bien y el dolor de las contracciones era muy soportable.

Pasado un tiempo Ainhoa me rompió la bolsa para ir "animando la cosa" y cuando estaba de unos 5cms llegó el anestesista para ponerme la epidural. Sinceramente, yo esta vez no quería ponérmela, ya que tuve muy mala experiencia con Bruno (me acabaron pinchando 3 veces y no consiguieron que me hiciera bien efecto ya que la anestesia se "salía" de su sitio). Y es que, aunque parece genial poder parir sin dolor, en mi caso con Bruno había sido un verdadero suplicio el que me pincharan 3 veces y además con él no me había quitado el dolor hasta justo el expulsivo donde por fin me hizo efecto, aunque sólo parcialmente, ya que tuve muchísimo dolor de espalda y riñones, y siempre me quedé con la duda de si me dificultó empujar.

Pero el anestesista me prometió que esta vez iría bien y el pobre Lucas estaba tan preocupado porque yo pasara mucho dolor que me empecé a agobiar... empecé a pensar que quizá no lo podría soportar y finalmente cedí. Así que me pincharon y...

Jejeje.

Nada.

Otra dosis.

Nada.

Otra dosis.

Ups.

Nada de nada. Ni un adormecimiento mínimo.

Las contracciones cada vez más brutales y yo respirando y oyendo música, jejeje. De hecho, me levanté a hacer pis al baño, y mi matrona estaba atónita. Decía: "Es la primera vez que veo alguien con 3 dosis de epidural que pueda levantarse y caminar". De hecho, lo bueno fue que eso me permitió ir cambiando de postura para aguantar mejor. Estuve un rato con el fitball. Y dolía, ¡¡madre cómo dolía!!

Total. Que ya dilatada de 8cms y sin haber notado ni rastro de epidural vino otra anestesista y me sacó el catéter y me dijo que estaba como retorcido o algo así (exactamente lo que me dijeron con Bruno). Vaya, que mi espalda no está hecha para recibir epidurales. Por lo visto algo pasa con mi espalda y el catéter cuando lo introducen, que la anestesia se sale por donde no es y me hace 0 efecto.

Me volvieron a pinchar en otro punto, ya dilatada de 8cms, y noté cierto adormecimiento en el vientre, bastante leve pero al menos un cierto alivio, pero la "zona de salida" (por llamarlo finamente, jejeje, cada vez me dolía más). Notaba muchísima presión. Pronto empezaron ya a decirme que empujara, que Lola estaba a punto, y yo iba cambiando de posición para poder empujar y por alguna razón me empezó a doler muchísimo la zona de los riñones, estaba hasta asustada. ¡¡Me dolía todo!!

Y pasamos al paritorio porque dijo Ainhoa que si esperábamos más iba a tener a Lola en dilatación! Así que empecé a empujar... y DIOS. En el momento en el que Lola empezó a salir me di cuenta de que claramente la epidural no me había hecho nada de efecto. Si habéis visto una película de esas en las que dan a luz gritando a lo bestia... Pues así fue (Lucas aún se pone blanco al recordar mis gritos).

En 9 minutos tras entrar al paritorio había nacido Lola, yo gritando como una loca, en la que ha sido la experiencia más BRUTAL que he vivido jamás. Fue una sensación bestial, como si me fuera a partir en dos, pero a la vez notaba perfectamente cómo iba saliendo Lola, su cabeza, todo! Fue terriblemente doloroso, como nada que haya experimentado antes, pero sencillamente espectacular.  Qué emoción!!! Y fue tan rápido, que no me lo podía creer cuando me dijeron, ¡ya ha salido la cabeza! Y luego me animaron a incorporarme y, como con Bruno, fui yo la que la saqué! Qué maravilla! Se me caían las lágrimas y sólo podía decir: "Mi Lolita mi Lolita!!". Eran las 16:40 de la tarde y Lola estaba ya en mis brazos.


Me impactó que Lola salió cubierta por mucho más vérnix que Bruno y que salió súper despierta. Se me salía el amor por los poros y ella en nada me estaba mirando con sus ojitos de ratoncito. En seguida nos pusimos con el piel con piel y eso me hizo olvidarme del dolor de cuando me cosieron los puntos y demás, jeje.

Una vez en la habitación se enganchó ya al pecho... (pero el inicio de la lactancia con Lola me da para otro post entero, jejej, así que prometo contarlo con detenimiento otro día).

Esa misma tarde vino Bruno a conocerla al hospital y fue tan emocionante... Es increíble pasar a ser una familia de cuatro, increíble.

Sin duda, lo que peor llevé fue lo de tenerme que separar de él esas dos noches, aunque pasó el día siguiente y el siguiente con nosotros en el hospital, se me hizo muy duro por primera vez separarme de él por la noche. Todo hay que decirlo, que durmió en nuestra casa con mis padres y fue el niño más feliz del mundo porque adora a sus abuelos. Además también en el hospital estuvieron mis suegros, mis tías, mi hermano y mi cuñada, mi sobrino... y todos le dedicaron el 90% del tiempo a Bruno, lo que hizo que él estuviera encantado en todo momento. Fueron unos días súper felices para él (de hecho cuando nos dieron el alta no se quería ir a casa! jajaja).




Pero bueno, como Lola se acaba de despertar no me puedo alargar más, os prometo un post sobre el posparto y la lactancia lo antes posible (¡en cuanto me deje Lola! jajaj).

Antes de terminar me gustaría agradecer de todo corazón a todo el personal del Hospital Vithas Pardo de Aravaca el trato que nos dieron. A mi doctores José María Fernández Moya y Cristina Braña, por todo el seguimiento del embarazo y la atención en el parto y postparto, a Ainhoa, la matrona, que en ambos partos ha sido fundamental para que todo fuera sobre ruedas, y a todo el personal que nos hicieron sentir como en casa. Gracias por todo.

Vuelvo pronto!

 Alma





21 comentarios:

  1. ¡Que emoción transmites con tus palabras! Que bonitos soys familia.

    ResponderEliminar
  2. Madre mía Alma, menuda odisea la epidural... Pero bueno al segundo de ver sus ojitos seguro que olvidaste todo. Por lo menos fue rápido. Esta claro que cada embarazo y parto es un mundo distinto. Toca disfrutar mucho de tu familia de 4. Nosotros también estamos en eso, y me encanta ver como el mayor tiene totalmente integrada a su hermana.besos!

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado leerte, ha sido como recordar mi parto, como si yo tambien hubiera estado alli. Me encantais habeis formado una familia preciosa. Enhorabuena!!!!

    ResponderEliminar
  4. Yo con mi primera hija (15) no tuve la opción de epidural, en Argentina si no es en un provapr no te la ponian, en cambio con mis mellizos (6) si me la dieron y fue un hermoso parto natural, te felicito, me encantas y te deseo lo mejor para esta nueva etapa.

    ResponderEliminar
  5. Precioso todo!!! Enhorabuena familia :)

    PD: ... y los besos a porrón? jaja

    ResponderEliminar
  6. Dios me he puesto a llorar de la risa con lo de pasear al perro, yo cuando subiste la foto que ya habih nacido Lola también volví a pensar...es cosa mía o hace un rato estaba paseando al perro 😂😂😂 Lo tuyo con la epidural es un amor imposible, pero aun así todo salio genial y tienes la mejor recompensa!! Besitos a los 4!!!

    ResponderEliminar
  7. Me ha encantado leerte! Estoy embarazada de 4 meses y me muero de ganas por vivir el momento en que estemos los 4. Aquí estoy a tope con la hormona y la lagrimilla. Gracias!

    ResponderEliminar
  8. Qué emoción, Alma! Se me han saltado las lagrimillas! Parir sin epidural es como dices una sensación BRUTAL! Yo la primera la tuve sin epidural y con una dosis muy alta de oxitocina y creía que me iba a morir! En cambio la segunda fueron sólo 15 minutos de gritos en plan peli jajajajajaj a disfrutarla mucho, es preciosa y sois una familia estupenda!

    ResponderEliminar
  9. Todavía no he conocido a nadie que le haga efecto la epidural, yo incluida! Empiezo a pensar que es un mito jeje

    ResponderEliminar
  10. Hola Alma, estoy de 32 semanas y cada vez veo el parto mas cerca. Soy primeriza y no se que es lo que me puede esperar el dia del parto, pero ha sido muy emocionante leer tu experiencia. Estoy llorando a moco tendido (será una mezcla de miedo y hormonas) pero me ha gustado mucho como has expresado que todo se te ha pasado al tener a la niña (espero a una niña también) en tus brazos. Un gran abrazo y gracias por tus posts sobre la maternidad que me han ayudado mucho!

    ResponderEliminar
  11. Pues yo creía que era la única a la que no le había hecho mucho efecto la epi... Todas en mi entorno aseguran que fue ponérsela y dejar de sentir dolor en absoluto, todo paz... Y qué envidia, porqie en mi caso no fue así, ¡pero tampoco tan brutal como lo tuyo! A mí no me hizo efecto completo pero sí parcial, así que visto lo visto me considero afortunada jaja

    ResponderEliminar
  12. Me he emocionado y estoy llorando jaja me alegro mucho que ya tengas a tu Lolita en casa

    ResponderEliminar
  13. En el parto de mis niñas (mellizas) no me pudieron poner epidural, (llegue al hospital dilatada 8 cm y tenía infección en la bolsa de una de ellas). Y hoy 3 años después la gente se rie de mi que lo pase peor cuando me dieron los puntos, que en lo que es el parto en si. Y esque es verdad que el expulsivo es un dolor bestial pero se olvida enseguida (solo me dolió la primera, la segunda niña ni me entere que salió), ahora los puntos y los masajes para contraer el útero eso otro tipo de dolor

    ResponderEliminar
  14. Uff me encanta leerte pero creo que se me han quitado las ganas de tener hijos. Qué miedo. Qué dolor! Gracias por describirlo está bien leer algo realista y no edulcorado como todas lo ponen.

    ResponderEliminar
  15. La verdad que vaya putada lo de la epidural���� laprimera vez que parí me la pusieron pero se me fue el efecto un poco pero a la segunda vez decidi que no quería epidural y ostia puta Pedrín ������ es inhumano lo que duele. La verdad que después de sentir lo que es un parto te sientes increíblemente fuerte y genial!

    ResponderEliminar
  16. Vaya lo pasastes mal, vaya con la epidural y a mi me hizo efecto en 0 coma segundos tuve suerte!!
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Ay! Que 3 días después nació mi pequeña y cuando pregunté cuándo me iban a poner la epidural casi se ríen en mi cara, el hospital bajo mínimos de personal y si hay más de un parto no las ponen y nada de paritorio, en dilatación, así que al leer que el parto de Lola fue una odisea recuerdo el mío, que también lo fue y me siento súper identificada. Lo bueno es que todo salió bien a pesar de no salir (de alguna forma) como planeamos antes del momento. ¡Un besazo!

    ResponderEliminar
  18. Eres increíble Alma! Tu ahi aguantando y aguantando antes de ir al hospital. Me recuerda a cuando yo tuve a mi hija.Es la primera y yo no sabía lo que era una contracción, por eso estuve días y días aguantando y además estaba de 7 meses y no quería darle importancia. 4 días con muchos dolores hasta que un día me levanté y me fui al hospital yo sola conduciendo el coche de un pueblo a otro y llegué al hospital y ya estaba bastante dilatada. Yo también pasé muchos dolores insoportables, pero a la hora de romperme la bolsa la niña al ser pequeñita se movió y me tuvieron que hacer cesárea de urgencia. Gracias a Dios a pesar de nacer de 32+3 y otras complicaciones posteriores la niña está perfecta.Tienes unos hijos preciosos y eso quita todos los dolores que hayas pasado antes. Enhorabuena familia!! 😘😘😘😘

    ResponderEliminar
  19. Que campeona Alma!!! Muchas felicidades a toda la familia!!!

    ResponderEliminar
  20. Si ya decías tú que nada de epidural... ¡Eres una campeona!

    ResponderEliminar