miércoles, 22 de marzo de 2017

¡Hoy va de carritos! Mi experiencia con el Bugaboo Buffalo, Bee3 y Runner (¡y mi obsesión por el nuevo Bee5!)

Últimamente me estáis preguntando mucho en redes sociales con mi experiencia con nuestro Bugaboo Buffalo, con el Bee3 que me prestaron y ahora con el Runner. Además os hablo un poquito del Bee5 que acaba de salir. 

¡Espero contestar todas vuestras dudas en este post! 

Como siempre, la opinión que os dejo en este post es la mía personal, según mi experiencia usando los carritos que menciono.


BUGABOO BUFFALO



Cuando elegimos el Buffalo antes de que naciera Bruno lo hicimos pensando en el carrito más estable y resistente de todos los que ofrece Bugaboo. Teníamos claro que queríamos que fuera de esa marca (todo el mundo nos la estaba recomendando, si bien todos nuestros conocidos tenían el Camaleón) pero nos parecía que el Camaleón no estaba pensado para aguantar el “trote” que queríamos darle. Así que elegimos el Buffalo. Es todoterreno y, aunque pesa un poco más que el camaleón, tiene como beneficios adicionales una mayor estabilidad y que se le puede cargar mucho más, tanto en la bolsa del carro como en la bandeja inferior.  En estos 7 meses lo hemos metido campo a través, por caminos, por ciudad, por la playa… y estamos encantados. Es súper cómodo para Bruno y, la verdad, que no se nota para nada si el terreno es irregular o si hay baches. Incluso cuando tenía un mesecito podíamos ir por cualquier camino y ni se enteraba. 



Además, nos hicimos con la bolsa de viaje, que nos ha resultado fundamental para cada vez que hemos volado con él (siempre lo facturamos) y también cuando llevamos mucho equipaje, para poderlo organizar mejor. Abulta mucho pero viaja seguro. Nos hemos acostumbrado a facturarlo y luego movernos con la mochila por el aeropuerto y, la verdad, es una gozada.

Eso sí. Desde luego no es un carrito para quien tenga coche pequeño (abulta bastante y en algunos maleteros puede que vaya un poco justo) y cuando lo metes y sacas del coche pesa bastante. Sin embargo yo no lo cambiaría por nada. Es robusto y súper estable! 


Como os decía, hemos viajado bastante con el carro, tanto en avión como en coche (a Londres, Cádiz, Bilbao…) y, sobre todo para viajes de avión que implican bastante equipaje, nos dimos cuenta de que necesitábamos una alternativa, ya que no en todos los transfers te pueden garantizar que puedas meter el carro en la bolsa, las maletas… etc etc etc.

BUGABOO BEE3 (y nuevo BEE5)

Por eso, de cara a nuestras vacaciones esta Navidad, para los viajes a Austria y luego a Emiratos Árabes, pedimos prestado el Bugaboo Bee3 y, sinceramente, nos enamoró. Es muy ligero, plegable y súper fácil de transportar (¡no pesa nada!). Sobre todo la bolsa de transporte es otro mundo… frente a la del Buffalo, que vacía ocupa como una maleta de mano, esta se pliega y ocupa menos que un neceser.


Es cierto que es menos robusto que el Buffalo y que, desde luego, no es la mejor elección si quieres meterlo campo a través o por terrenos irregulares, pero es fantástico para moverse en ciudad y, sobre todo, para viajar. Cabe en cualquier maletero, incluso sin desmontar. Creo que es el coche perfecto para la ciudad y para papás y mamás viajeros.


De hecho, estábamos pensando en comprarlo después de la magnífica experiencia con él… ¡y entonces sacaron el Bee5! Sí. Justo ahora han sacado la nueva versión. Aún no lo he podido probar pero estuve en la presentación en Madrid y salí enamorada. 

Tiene un montón de novedades: ya no hace falta adaptadores para los accesorios, la funda de la silla tiene una capa extra para que sea más acolchada, el arnés es más fácil de usar… Si no recuerdo mal, creo que tiene más de 100 piezas renovadas en comparación con el anterior.


Así que casi lo tenemos decidido y estos días estamos debatiendo el diseño Lucas y yo porque es una verdadera pasada. Hay cientos de combinaciones de colores a elegir, ¡puedes escoger hasta el color de las ruedas! Y encima hay estampados… 

Creo que pronto tendremos que ponernos ya en serio y decidirnos porque para el viaje a Boston lo necesitamos sí o sí!  Creo que sin duda, además del carro perfecto para la ciudad, es un carro fantástico como segunda silla cuando ya tienes un carro como el camaleón o el buffalo que son “palabras mayores”.

Mi combinación de colores favorita... ahora sólo me queda convencer a Lucas, jeje.


BUGABOO RUNNER

Y vamos con el Runner.

El Runner ha sido la última incorporación a la familia. Realmente en nuestro caso sólo nos ha hecho falta el chasis, que es compatible con todos los modelos de silla de Bugaboo (con adaptadores) y lo que hacemos es usarlo con la silla del Buffalo. El chasis cuesta 380€.

La edad recomendada para empezar a usarlo es los 9 meses pero realmente depende mucho del tamaño del bebé y de cómo sujete la cabeza. Bruno sujeta ya la cabeza perfectamente y pesa casi 10 kilos, así que nos dijeron que ya podía empezar a usarlo.


El Runner tiene tres ruedas, las tres fijas y con neumático real (sí, ¡puedes pinchar! Son como las de una bici pero en pequeño). Para mí ha sido toda una sorpresa. Estaba convencida de que me pesaría al correr, que me resultaría incómodo… y todo lo contrario. Ahora podemos por fin entrenar sin tirar siempre de abuelos. Desde que nos llegó hemos salido ya varias veces juntos Lucas y yo a entrenar, y Bruno se pega unas siestas que no veas. De momento hemos salido máximo 10 kilómetros, pero Bruno normalmente sigue dormido al llegar a casa así que mañana, que nos tocan 14km, saldremos con él de nuevo.

Lo más raro al empezar a correr con el Runner es que la dirección es fija, es decir, las ruedas no tienen posibilidad de girar. Esto pasa en todos los carros (buenos) de correr e implica que no puedes maniobrar como de normal, sino que tienes que apoyarte un poco sobre el manillar para que se levante la rueda de delante y así girar. Al principio resulta un poco raro pero en cuanto pasan un par de kilómetros lo interiorizas y es súper fácil. Además incorpora un freno de mano, como el de una bici, que resulta muy práctico cuesta abajo (así no va demasiado rápido) y uno de pie (¡como el freno de mano en un coche!).


Para mi el Runner ha significado un cambio fundamental en lo que eran mis entrenamientos ya que ahora no necesito necesariamente tener a alguien que cuide a Bruno mientras entreno, sino que se viene conmigo. Esto me da más libertad (antes estaba obligada a esperar a que Lucas estuviera en casa o a que mis padres pudieran cuidarle) y ahora puedo salir cuando quiera. Por otro lado, nos permite entrenar juntos a Lucas y a mi sin necesidad de llamar a los abuelos. Esto nos encanta ya que, como sabéis, nos conocimos precisamente entrenando, y siempre entrenamos mucho mejor juntos que por separado.

Mi objetivo es, sin duda, correr la Carrera de la Mujer en mayo con el Runner. De hecho, me estaba planteando correr la Media de Madrid con él, pero no consigo averiguar si está permitido o no, así que no voy a arriesgarme.

Y hasta aquí mi análisis de los carritos que he probado hasta el momento.

¿Vosotros/as cuál tenéis? ¿Estáis contentos? ¿Corréis con vuestro carrito?


Besos a porrón y hasta muy pronto!!

Alma 

7 comentarios:

  1. Gracias Alma. Espero a mi pequeña para mayo y ya he encargado mi Bee5, ya q nosotros somos de ciudad y viajar bastante. El runner me parece una opción estupenda para cuando empiece a darle otra vez al running, aunque no tengo muy claro si se puede meter x todos los terrenos. Crees q es práctico para ir por el Retiro? Gracias!

    ResponderEliminar
  2. Muy completo! Yo tengo el donkey, ya que 4 meses despues de mi primera hija y por un lapsus me quedé de nuevo embarazada. Asi que me junté con una bebé de 13 meses y otra recien nacida. Para mi es una pasada, antes de comprarlo y debido al coste, miramos y probamos todos los gemelares del mercado. Y al final, cogimos el Bugaboo Donkey, y no lo cambiaría por nada! Para bebes de edades cercanas es el mejor! Un besín!
    Marisa

    ResponderEliminar
  3. Hola Alma. Yo uso para diario y para correr el Thule Urban Glide. La rueda delantera se puede bloquear, pero no me acostumbro a correr así.. en cuanto a los pinchazos... es mi mayor temor! Llevo un kit de reparación, pero me pasaría como con el coche... no sabría usarlo.

    ResponderEliminar
  4. Ese es mi bee5 favorito!! Aunque yo prefiero el chasis en aluminio, el manillar en color coñac y las llantas blancas... 😂😂😂

    ResponderEliminar
  5. Hola Alma! Estoy de acuerdo con tigo, yo tengo el donkey, es igual que el buffalo, pero con una cestita a un lado, y me parece el carro mas practico que hay, la gente se queda extrañada a veces mirandole, y algunos opinan que es demasiado grande, pero yo estoy supercontenta con el, porque es super robusto, pero a la vez muy ligero de manejar. La única pega que le pongo es lo que dices a la hora de guardarlo, que hay que desarmarlo en dos partes, pero yo estoy tan contenta con el, que a pesar de tener tambien una buena silla de paraguas, sigo llevando a mi niña en él, y ya tiene 18 meses!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Alma, muy interesante tu post. Estamos esperando un bebé para mayo y he encargado el bugaboo camaleón , pero al leer tu opinión sobre el bee5 me pones en duda. No sé si cambiarlo, pero este va igual de bien para recién nacidos?

    ResponderEliminar
  7. Hola, mirad el uppa baby, está genial, es de la misma gama que el bugaboo y La Bolsa coge hasta 12 kgs! También es muy todoterreno, y con adaptadores puedes poner silla y capazo, dos capazos o dos sillas a diferentes alturas. Es genial

    ResponderEliminar