martes, 20 de septiembre de 2016

Soy una mamá koala :) Mi experiencia con el porteo hasta ahora.

Hola!

He vuelto!
Perdonad que querría haber escrito este post antes, pero con Bruno no saco tanto tiempo para sentarme frente al ordenador!

Hoy quiero hablaros de mi experiencia con el porteo (de hecho mientras os escribo tengo a Bruno en la mochila, ya que le encanta y se queda súper dormido).


Me habéis hecho miles de preguntas sobre las mochilas que uso, sobre el fular, sobre mis sensaciones al portear... ¡Espero contestar a todo aquí!

Antes de nada, aclarar que os voy a hablar de mi experiencia personal. Como hay muchísimos portabebés ergonómicos más de los que voy a mencionar, al final del post os dejo algunos links a tiendas que os pueden ser de utilidad ya que hay mil posibilidades.

Desde antes de nacer Bruno tenía muy claro que quería portear. Había leído sobre el tema, sobre cómo aporta seguridad al bebé, ya que cuando le porteas estás, en cierto modo, repitiendo las condiciones en las que estaba en el vientre materno (en constante movimiento y oyendo la voz de su mamá y el latido de su corazón). También lo veía muy práctico, ya que te deja las dos manos libres para seguir haciendo cosas mientras estás cerca de tu bebé. Por último, aunque habíamos elegido un carrito todoterreno (el Bugaboo Buffalo), hay rutas en el campo, cerca de casa, que me tenía claro que quería recorrer junto a Bruno y que son demasiado estrechas para un carro y con demasiadas irregularidades y piedras.

Total. Que estaba decidida.

Así que antes de dar a luz me fui haciendo con un par de portabebés.

Lo más importante para mí era buscar que fueran ergonómicos. Aunque parezca mentira, hay muchos portabebés en el mercado (¡de marcas muy conocidas!) que no lo son y que no respetan la posición natural del bebé. Si queréis un poco de información sobre este tipo de mochilas sólo tenéis que hacer una búsqueda en google sobre "mochilas colgonas" y os quedará claro!


Para que sepáis reconocerlos: los portabebés ergonómicos son aquellos que respetan la posición natural del bebé (que se denomina "de ranita" y que puedes reconocer porque la espalda del bebé hace una C y sus piernas una M). Es importante que las piernas del bebé no cuelguen, que su espalda esté sujeta y que el peso no recaiga sobre el bebé.

Hay un montón de portabebés ergonómicos: fular elástico, fular tejido, bandoleras, fular de anillas, mei tai, mochilas portabebés... Yo os recomiendo que investiguéis bastante en internet porque hay mucho que elegir.

Yo lo primero que me compré fue un fular elástico. Se lo encargué a la hermana de Lucas cuando estaba en EEUU y me lo trajo de allí. La marca es Cuddlebug y, aunque está bien, lo cierto es que es muy grueso y no muy elástico, lo que hace que en verano sea un poco agobiante. Después de nacer Bruno, y visto el calor que hace, me he hecho con otro fular, de BluMum, que es mucho más elástico y además es bastante fresquito.

Lo bueno del fular elástico es que se puede usar sin problemas desde el nacimiento. Es súper cómodo, no aprieta por ningún lado y el bebé va súper recogidito junto a tí. Lo malo es que hay que aprender a hacer el nudo básico. Hay muchos videos en youtube pero es cierto que cuesta un poco pillarle el truco y que, aunque es bastante sencillo hacerlo con un muñeco (¡yo practiqué mucho así), otra cosa es hacerlo con tu bebé, sobre todo cuando es recién nacido. Yo lo uso casi siempre cuando estoy en casa, ya que aún me cuesta hacerme el nudo con soltura y meter fácilmente a Bruno. Por eso me gusta ponérmelo cuando tengo un espejo delante, la verdad. Para estar por casa también me gusta la camiseta portabebé de Amarsupiel que es como un fular pero en forma de camiseta. Para salir a la calle aún no la he usado porque es muy gruesa y con el calor que ha estado haciendo...


También me compré una mochila portabebés. Hay mochilas que se pueden usar desde el nacimiento (Marsupi, Emeibaby, Manduca...) y otras que son a partir de los 6 meses (Tula, Boba...) aunque  algunas de ellas también se usan en recién nacidos con un adaptador.

Tras mucho mirar elegí la Ergobaby Adapt porque se puede usar a partir del nacimiento sin necesidad de usar un adaptador. Es cierto que me costó un poco al principio ya que hay que hacer varios ajustes y me hice un poco lío (así que me quedaba Bruno muy bajito en la mochila hasta que puse bien todos los ajustes) pero sinceramente, es súper cómoda. Reparte muy bien el peso de Bruno y no te cansas nada. Es realmente práctica.

Además de la Ergobaby Adapt, Lucas y yo decidimos comprarnos la Marsupi Breeze para los días más calurosos de verano, que es otra mochila pero de lino, ya que la Ergobaby, entre que es de algodón y que es negra, nos daba bastante calor. La Marsupi Breeze es perfecta desde el nacimiento, si bien me parece que al no tener ninguna estructura, será más cansada de llevar según Bruno coja peso.


Confesaré que en el armario tengo también un fular de anillas de Tula que me regalaron mis tías, preciosísimo, pero que me resulta más complicado de colocar. Espero atreverme pronto.

Como véis, hay un montón de opciones, y yo sólo he mencionado tres!!! Os recomiendo que visitéis una tienda especializada o que echéis un ojo online (hay muchas: elultimokoala, kangarunga, porteame.com, etc).

En todo caso, sea lo que sea que elijáis, es muy importante que antes de poner a vuestro bebé os aseguráis de que es el correcto para su edad y peso. También que todos los nudos (si lleva nudos) o cierres estén correctamente colocados (de hecho, yo os recomendaría practicar con un muñeco antes, para cogerle el truco). Además es muy importante que siempre os fijéis que vuestro bebé tiene las vias respiratorias despejadas y que su barbilla nunca esté tocando su pecho.

Yo sólo puedo deciros que en este mes y medio me he enamorado del porteo. Me encanta tener a Brunito siempre cerca mío y muchos días en casa él se echa la siesta como si fuera un cangurito mientras yo ordeno su habitación, trabajo en el ordenador o preparo la cena! Comencé con miedo e insegura por si la postura era correcta, por si Bruno estaba cómodo... pero desde la primera semana le cogimos el truco y ahora no hay día que no portee a Bruno, en casa o en la calle. Me lo llevo en la mochila a todos lados: a caminar, a hacer la compra, a eventos, a reuniones... Lo bueno de tener tanto carrito como portabebés es que puedes ser mucho más versátil y elegir según la situación: por ejemplo, para ir a comer a un restaurante me llevo el carrito porque comer con el portabebés es más incómodo (aunque lo he hecho! jaja), sin embargo para ir a hacer la compra o para salir de paseo con Leadville voy más cómoda con el portabebé.

Además, a Bruno le alivia mucho los gases estar en vertical, y lo cierto es que cuando está en la mochila se queda súper frito y se calma siempre que está un poco llorón. ¡Muchos días pasa directamente de la mochila a la cuna y está tan feliz!

Bueno. Que menuda chapa os he soltado. ¡Espero que os sea útil!

Un beso!

Alma




14 comentarios:

  1. muy bien explicado el post!! yo aún no estoy pensando en el embarazo jeje puede que en 1 o 2 años, pero sí me encanta leer sobre estos temas...mi mayor temor con el porteo (aunque es algo que pienso que querré hacer) es caerme con el encima, me da pánico!! yo soy de esas personas que se van dando golpes y tropiezos por todos lados jaja y pensar que en un tropiezo te puedes caer con el bebé encima... supongo que serán miedos irracionales.

    Un abrazo y espero que estéis disfrutando lo máximo del pequeñín que crecen a la velocidad de la luz.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por el post Alma. Yo también antes de que naciera mi niño tenía claro de que quería portear. Fui a un curso de porteo en El Último Koala convencida de coger una mochila y salí enamorada del fular, que es lo que ahora usamos. Es maravilloso ver cómo en cuestión de segundos se queda totalmente relajado y seguro. La única pega es el calor que da por el porcentaje de tejido sintético asi que naciendo el 4 de agosto ha sido imposible usarlo fuera de casa hasta la pasada semana. El porteo enamora y eso tiene el peligro de que quieres más y empiezas a ponerle ojitos a todas las mochilas, bandoleras y fulares que ves �� Besotes y a seguir así de felices.

    ResponderEliminar
  3. Genial post!!!
    A mi me quedan 5 semanas para salir de cuentas y estoy deseando que llegue el primer día que pueda portear a mi niña! El fin de semana pasado fuimos a un taller de porteo donde nos enseñaron todas las opciones que has explicado, ventajas y desventajas de cada una y luego las probamos... menuda sensación más agradable incluso con un muñeco de plástico!! Jajaja

    La verdad es que no tenía ninguna duda de que quería portear, porque entre otras cosas, vivimos en un 4to piso sin ascensor, subir el cochecito no es una opción válida jajaja Así que el cochecito en el garaje para ocasiones puntuales y porteo el resto de las veces! Nos hemos decantado por el fular elástico de Boba, realmente no me pareció difícil de atar, en absoluto! De hecho me sorprendí por lo fácil que era, me sentí mucho más cómoda que con la mochila, además como mi niña nacerá en otoño, ya no hará tanto calor :)

    Muchas gracias por otra excelente y súper interesante entrada Alma, da gusto verte disfrutar!

    ResponderEliminar
  4. Me encantó, los probaréa todos con Mi princesa! Gracias Alma :)

    ResponderEliminar
  5. Me encantó, los probaréa todos con Mi princesa! Gracias Alma :)

    ResponderEliminar
  6. Jo Alma. La de cosas que aprendo contigo. Me encanta leerte porque todo esto es desconocido para mi. Gracias por contarnos y compartir con tus lectores todo esto

    ResponderEliminar
  7. Que bonito y que genial que os hayáis hecho rápido a ello ��
    Yo tengo 2y espero la Manduca para ahora, pero me apunto los más fresquitos para mirarlo el año que viene, que este año con el calor ni en brazos...
    Besotes family

    ResponderEliminar
  8. primero de todo, alma, te admiro por compartir tantas cosas con la gente de una manera tan sincera y aguantar lo que aguantas! Mi opinion personal y propia, que desde luego no es para ceiticar a nadie, y mucho menos a ti es que creo que llevar al niño en esas mochilas esta bien mientras pese poco, sinceramente no se a que obedece esa moda cuando el niño crece. La espalda de la madre no tiene por que aguantar ese peso! (por muy bien colocado que este,el peso es el peso, espalda, cadera, brazo, hombro o repartido) Un niño que ya se fija en el mundo, esta encantado de ir en una sillita cotilleando mientras pasea, de verdad. Yo he usado mochilas (y hace 20 años!) que no eran como estas tan sofisticadas,y eran geniales cuando mis hijos eran bebes pequeños, pero cuando tenian unos cuantos meses y pesaban, al carro. Lo de los fulares ya me parece uffff!!!!
    En fin, ya se que todo os parecera mal, pero es mi opinion.... y Alma, sigue asi de estupenda y disfrutando tanto y desde luego cuando pongas al niño en el carro, que no te de miedo!! jajaa. Se lo pasara pipa explorando el mundo, las madres somos koalas y canguros aunque no llevemos mochila! Besos.

    ResponderEliminar
  9. Mi niña hoy cumple 16 meses y seguimos porteando. La gente me dice que ya pesa mucho pero... ya forma parte de mi peso y vamos las dos muy bien. Sin duda lo recomiendo 100%. La mía es la boba4g.

    ResponderEliminar
  10. Hola Alma, acabo de descubrir tu blog, te sigo en instagram y soy muy fan!! He leído varias entradas seguidas, así que igual voy tarde. Después de mucho probar di con las toallitas Nuby. Son geniales ni parabenos ni PHENOXYETHANOL, las más naturales que he visto. Y muy gustosas. Si puedes pruebalas. Y para la lactancia mixta, que veo que en algún momento vas a usar biberón, a mí me fue genial el de medela. Porque tienen que succionar y como lo tuve que usar desde chiquitina lo pude compatibilizar con la teta hasta los diez meses..eso sí. Luego no quiso ningún otro. Por si te sirve. Me encantan tus fotos y tu buen humor. y tienes un niño precioso. Saludos!

    ResponderEliminar
  11. Mauro tiene ya 6 meses y pesa 8 kilos... Y de cansado nada!!! Llevarlo en brazos sí que es una odisea, y como hubieron complicaciones en el parto y nació un poquitin prematuro la recomendación del terapeuta es el contacto con mamá y papá lo más posible, así que el fular nos viene perfecto y él lo ama!!! Seguiremos porteando mientras a ambos nos venga bien

    ResponderEliminar
  12. Mauro tiene ya 6 meses y pesa 8 kilos... Y de cansado nada!!! Llevarlo en brazos sí que es una odisea, y como hubieron complicaciones en el parto y nació un poquitin prematuro la recomendación del terapeuta es el contacto con mamá y papá lo más posible, así que el fular nos viene perfecto y él lo ama!!! Seguiremos porteando mientras a ambos nos venga bien

    ResponderEliminar
  13. Hola Alma, sigo tu blog de los cupcakes y me había perdido este otro. Bueno lo primero enhorabuena!!, es una de las mejores experiencias sin duda. yo también soy primeriza en todo esto, (y por cierto te recomiendo una pagina web de bebes - bebesymamis - que me encanta) y sinceramente me gusta mucho llevar a mi bebe de esta forma, le siento muy cerquita y me gusta!!. Te deseo que seas muy feliz en esta nueva etapa. Bss Sonia

    ResponderEliminar
  14. Hola, Alma! Me encanta todo lo que has escrito. Soy una gran defensora del porteo, por sus grandes beneficios, y me alegra muchísimo que alguien como tú, que llegas a tanta gente, des a conocer este mundo. A todo lo que has dicho debo añadir una cosita: los fulares elásticos también se pueden usar con prematuros. En cambio creo que no hay ninguna mochila ergonómica en la que puedas poner a un bebito de 2kg, por ejemplo. Con mi hijo menor, que fue prematuro, durante los primeros meses usaba el elástico y era una maravilla. Luego ya lo combinaba con la Manduca. Por cierto, a quien comenta lo del peso de niños más grandes... Con una buena mochila ergonómica el peso es perfectamente soportable. Mucho más duro para la espalda es llevarlo en brazos, y todo el mundo coge en brazos de tanto en tanto a sus hijos incluso usando carro, no? Pues teniendo mochila (además del carro), vas combinando uno y otro según las necesidades de tu hijo y tu espalda no sufre tanto. En cuanto a lo de que cuando son más grandes les gusta mirar a su alrededor, con la mochila también pueden!

    ResponderEliminar